Cómo poner firma a los mensajes enviados de Gmail


Son muchos los usuarios de Gmail que cuentan con una dirección de correo que no dice mucho de ellos, ya sea que estas sean así por políticas de la empresa en el uso de correos corporativos o por el simple hecho de no pensar adecuadamente en el nombre que elegimos a la hora de registrarnos en Gmail.

Lo bueno es que en Gmail existe la posibilidad de poder configurar una firma en todos y cada uno de los correos electrónicos que escribamos.

El enviar un correo electrónico a través de Gmail utilizando una firma personalizada hará que nuestro mensaje se vea mucho más profesional y cargado de la seriedad muchas veces necesaria. En una firma, ubicada al pie de cada correo electrónico, podemos escribir cualquier cosa aunque es recomendable, y es para lo que la mayoría de personas lo usa, colocar nuestro nombre junto con el cargo que tengamos en ese instante; de esta forma, podemos enviar un correo electrónico mucho más serio de lo habitual y dejamos abierta la posibilidad de contacto por otra vía, además del correo electrónico, si decidimos colocar esa información en nuestra firma para los mensajes enviados de Gmail.

El proceso a seguir para configurar una firma en Gmail es muy sencillo. Antes que nada, debemos iniciar sesión en la cuenta de Gmail a la que queremos agregarle una firma personalizada para los correos electrónicos enviados, en seguida nos dirigiremos a la opción de configuraciones generales que encontraremos al presionar en el engranaje ubicado en la parte superior derecha de la interfaz principal; una vez que hayamos accedido a esta pestaña de configuración, buscaremos la opción titulada firma que está en la parte central del panel de configuraciones. Al ubicarlo nos encontraremos con que estará marcada por defecto la opción de no tener una firma, y bajo la misma tendremos un cuadro de edición desde el cual podemos añadir una firma en Gmail.

Las opciones que tenemos para colocar nuestra firma son muchas; podemos colocar desde texto plano hasta imágenes, pasando por los estilos que podemos darle a nuestros textos, colores y tipos de letra, listas enumeradas e incluso citas. Bastará con echar a volar nuestra imaginación para poder crear una firma creativa y usarla en todos los correos que enviemos usando Gmail.

Como vemos, la configuración de una firma en Gmail es súper sencilla y podemos disfrutar de esta interesante característica lo más pronto posible ya que los pasos para la configuración son pocos.